Para responder a una denuncia formal interpuesta en la capital de Honduras donde dos menores habían sido privados de su libertad, la Dirección de Investigación Policial (DPI) logró rescatar a salvo a una bebé de 7 meses y a un estudiante de 16 años. y sonido. años, que había sido secuestrado.

Ante esta situación, se activó un operativo de búsqueda y rescate por parte de la Unidad Nacional Antisecuestro (UNAS) de la DPI, permitiendo localizar a las víctimas en la vereda Mississippi, municipio de Guaimaca, departamento de Francisco Morazán.

Según información recabada por peritos en el área, el sábado 3 de febrero del presente año los menores fueron privados de su libertad en su domicilio.

Horas más tarde, familiares de las víctimas recibieron mensajes de texto informándoles que los menores estaban secuestrados, a cambio de su liberación debían pagar la cantidad de 100 mil lempiras.

Gracias al exhaustivo trabajo de inteligencia y búsqueda realizado por los agentes de investigación, los menores fueron liberados sanos, salvos y sin pagar rescate alguno.

Tras su liberación, los menores fueron trasladados a Medicina Forense para realizar la valoración médica correspondiente.

Además, gracias a las investigaciones realizadas por especialistas de la Unidad Nacional Antisecuestro, se logró identificar al presunto responsable del secuestro.

Con esta información se realizarán trabajos investigativos complementarios para recabar pruebas sólidas que sustenten la acusación del sospechoso y presentarlas ante las autoridades competentes.

Una vez recabadas todas las pruebas necesarias, se solicitará la correspondiente orden de aprehensión para detener al presunto autor que participó en este hecho delictivo.

De esta manera, el sospechoso deberá enfrentar cargos legales por sus acciones y se le deducirá la responsabilidad penal correspondiente que establece la ley.