Las autoridades colombianas incautaron 5,6 toneladas de cocaína que el Clan del Golfo, la principal banda criminal del país, de origen paramilitar, tenía ocultas en instalaciones subterráneas de la localidad de Necoclí, en el departamento de Antioquia (noroeste), informaron. Este lunes fuentes oficiales.

“La tarde de ayer en Necoclí, Antioquia, Policías y Fuerzas Militares de Colombia incautaron 5,6 toneladas de cocaína pertenecientes al Clan del Golfo”, informó el Ministro de Defensa, Iván Velásquez, en su cuenta X.

El alijo, el mayor incautado en los últimos años, estaba listo para ser enviado al extranjero.

El lugar era controlado por hombres de Jobanis de Jesús Ávila, alias ‘Chiquito malo’, jefe del Clan del Golfo», quienes tomaron el mando de ese grupo criminal tras la extradición, en mayo de 2022, de Dairo Antonio Úsuga, alias ‘Otoniel’ , a Estados Unidos, donde fue condenado a más de 45 años de prisión por tráfico de drogas.

Durante el operativo, realizado el domingo en Necoclí por comandos élite de la Policía y el Ejército, fue capturado un hombre que supuestamente estaba a cargo de los sistemas de seguridad del escondite subterráneo.

El lugar estaba equipado con moderna tecnología que permitía la circulación de aire fresco para evitar que la cocaína fuera afectada por la humedad propia de la región de Urabá, fronteriza con Panamá.

El Clan del Golfo es considerado el mayor traficante de cocaína producida en Colombia con destino a los cárteles mexicanos que la introducen principalmente a Estados Unidos.

Además de ‘Chiquito malo’, José Gonzalo Sánchez, alias ‘Gonzalito’, y Orosman Ostén Blanco, alias ‘Rodrigo Flechas’, también forman parte del comando de ese grupo criminal, según información del centro de investigaciones del crimen organizado InSight Crime. .

Se estima que el Clan del Golfo está integrado por entre 8.000 y 9.000 miembros y tiene presencia en 14 de los 32 departamentos de Colombia donde se dedica principalmente al narcotráfico, la extorsión, la minería ilegal y el tráfico de migrantes. EFE