En su intento por desprestigiar una vez más la producción en la que participa Sofía Vergara como productora ejecutiva, el hijo de la llamada Viuda Negra de la mafia, aseguró que el equipo de trabajo de Barranquilla fue una falta de respeto. “Finalmente desarrollaron el proyecto Griselda por su cuenta con fines de lucro comercial, sin detalles claves de la familia Blanco. “Si mi madre estuviera viva, no se habrían salido con la suya”, concluyó.