El empresario, Héctor Flores, respondió a un pedido realizado por la maestra de cuarto grado y las madres de familia de la escuela Francisco Morazán de Tela, Atlántida, sobre la preocupante falta de útiles y materiales didácticos básicos para el adecuado desarrollo de la enseñanza, incluyendo la falta de libros, problemas con el sistema eléctrico y de ventilación, entre otros.

Ambas partes coincidieron en la necesidad de elaborar un inventario detallado de necesidades, junto con sus respectivos presupuestos, con el objetivo de abordar eficazmente las deficiencias identificadas.

La colaboración entre Héctor Flores, el docente y las madres busca garantizar un ambiente educativo más apropiado y propicio para los estudiantes.

Al finalizar el encuentro, el abogado Héctor Flores aprovechó para recordar a los empresarios, a través de la Cámara de Comercio, así como a políticos en ejercicio, diputados de Atlántida y otros actores relevantes, la importancia de dirigir su atención al sector educativo. . (RL)