Una caída en la cosecha de café (2023/2024), sumada a los bajos precios del quintal en el mercado internacional, tiene extremadamente agobiados a los productores dispersos en 15 de los 18 departamentos de Honduras.

El empresario de la zona norte y presidente de la Unión Nacional de Exportadores de Café de Honduras (Unecafeh), Emilio Medina, señaló que al inicio de la temporada las exportaciones de café en Honduras han registrado reducciones.

“A la fecha ha habido una caída del ocho por ciento en las exportaciones de café y una caída del diez por ciento en la cosecha”, advirtió. En tanto, el precio del quintal ronda los 186 dólares, insuficiente para recuperar la inversión.

Medina explicó que Honduras exportó 45 mil quintales de café en el mes de octubre de 2023, cantidad muy baja en comparación con los 75 mil quintales del año anterior.

La reducción de la cosecha se reflejó en los ingresos económicos, que sufrieron una caída del 50,7 por ciento. Según el Instituto Hondureño del Café (Ihcafé), pasó de 17,02 millones de dólares a 8,39 millones en el mismo lapso de tiempo.

Para este año, Honduras estima recibir entre 200 y 250 millones de dólares menos respecto a las exportaciones de la cosecha anterior.

Durante octubre de 2023, los principales compradores del grano aromático hondureño fueron Estados Unidos, Bélgica, Alemania y Finlandia, que representaron más del 61 por ciento de las exportaciones.

Según Ihcafé, el café es el principal producto agrícola de exportación, aportando más del 5 por ciento al Producto Interno Bruto (PIB) nacional y cerca del 30 por ciento al PIB Agropecuario.