Uno de los reclusos por la masacre del hijo del expresidente, Porfirio Lobo Sosa, y otras tres personas, quien recientemente fue declarado culpable, fue encontrado muerto con signos de haberse ahorcado dentro de una de las celdas del penal de máxima seguridad. de Ilama, Santa Bárbara, conocido como “El Pozo I”.

Se trata de Erick David Macías Rodríguez, alias “El Licenciado”, quien fue declarado culpable el 16 de mayo de este año por el delito de encubrimiento de homicidio en una causa penal impulsada por el Ministerio Público (MP), en relación con la masacre. . perpetrado la madrugada del 14 de junio de 2022, a la salida de un edificio del bulevar Morazán de la capital.

En ese hecho fueron fusilados Said Omar Lobo Bonilla (hijo de Porfirio Lobo), José Salomón Vásquez Chávez (sobrino del congresista Walter Chávez), Norlan Enrique Rivera Rodríguez (motociclista de Said Lobo) y Luis Armando Zelaya Rivera (sobrino político del general). . muerto. Romeo Vásquez se retiró).

Asimismo, fue condenado por el delito de asociación para delinquir por su condición de integrante de la Mara Salvatrucha (MS-13).

Según investigaciones policiales, Macías Rodríguez fue uno de los principales sicarios de esa estructura criminal.

En un comunicado del Instituto Nacional Penitenciario (INP) se informó que Macías Rodríguez fue encontrado muerto.

“Este miércoles 5 de junio de 2024, en el Centro Penitenciario El Pozo, en Llama, Santa Bárbara, durante la inspección realizada en el Módulo de Procesamiento N° 7, Hogar 108, al momento de realizar el recuento de los privados de libertad, informó el muerte. de una persona privada de libertad, identificado como Erick David Macías Rodríguez, fue confirmado por presunto suicidio (ahorcamiento)”.

Al mismo tiempo, “en cumplimiento de lo dispuesto en la ley, las autoridades del Centro Penitenciario notificaron el fallecimiento a Medicina Legal, departamento del Ministerio Público, para determinar la causa de la muerte de la persona privada de libertad”.

El portavoz de la Comisión de Intervención del Sistema Penitenciario Nacional y de la Policía Militar de Orden Público (PMOP), capitán José Coello, explicó que, según el informe preliminar sobre lo sucedido, “al parecer indica que pudo haber sido un suicidio, pero Medicina Forense se pronunciará al respecto”.

Agregó que Macías Rodríguez se encontraba recluido en el módulo número 7, que forma parte de la estructura criminal MS-13, de la cual era miembro activo.

Coello indicó que el Instituto Nacional Penitenciario es el más interesado en intentar esclarecer este caso, por lo que colaborará con todas las disposiciones tanto del personal asignado a la obra.

La Fiscalía Regional de Santa Bárbara asignó un equipo para realizar el levantamiento del cuerpo del reo y luego trasladarlo a la morgue de San Pedro Sula, Cortés, para que se le realice la autopsia médico legal que determine científicamente la causa y la forma. de la muerte. muerte.

Según explicó la vocera de Medicina Forense, Issa Alvarado, al tratarse de personas privadas de libertad, el médico forense que realizará la autopsia aplicará el Protocolo de Minnesota, que es una técnica legal para la investigación de casos extrajudiciales, arbitrarios y sumarios. , que se aplica a las muertes de personas detenidas, privadas de libertad, desapariciones forzadas, así como a torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes, perpetrados por agentes del Estado. El médico, al realizar la autopsia médico legal, puede verificar si el cuerpo presentaba signos de tortura y todo lo encontrado queda establecido en el dictamen legal correspondiente.

También dijo que su cuerpo será entregado luego de la autopsia y la respectiva identificación completa bajo los tres métodos científicos que son la dactiloscopia comparada con el sistema del Registro Nacional de las Personas (RNP), la odontografía forense y el ADN.

Entre las evidencias recabadas por personal de Inspecciones Oculares de la Dirección de Investigaciones Policiales (DPI), se encuentra una carta con una solicitud que, al parecer, Macías Rodríguez realizó a las máximas autoridades del penal antes de su muerte.

“Por favor solicito que me ayuden a eliminar a mi expareja, ya que por problemas de bajos ingresos ha tomado la decisión de hacer su vida, espero me entiendan y me ayuden con mi problema, con esto me despido pero no antes deseándoles un muy feliz día lleno de muchas bendiciones para todos, espero recibir una pronta y positiva respuesta, Dios los bendiga, mi nombre es Erick David Macías Rodríguez”, se lee en el manuscrito y también incluye el nombre de su expareja.

Familiares del ahora fallecido acudieron a Medicina Legal de la capital para ser informados a dónde sería trasladado el cuerpo y confirmaron que fue trasladado a Medicina Legal de San Pedro Sula.

Manifestaron que no creían que su familiar se hubiera suicidado.

Macías Rodríguez fue condenado junto con otros miembros de la MS-13, identificados como Ever Ezequiel Espinoza Martínez por la comisión del delito de asesinato y Norma Alicia García por encubrimiento de asesinato. Para hoy 6 de junio, a partir de la 1:30 de la tarde, estaba prevista la audiencia para determinar la sentencia, en la que las partes procesales solicitarán que se impongan las penas por lo antes mencionado.

La Fiscalía Especializada en Delitos Contra la Vida (FEDCV), del Ministerio Público (MP), que logró acreditar la participación del ahora occiso en la masacre, tenía previsto solicitar en el caso de Macías Rodríguez por el delito de encubrimiento una Pena agravante promedio de 13 años y cuatro meses para cada uno de los fallecidos, haciendo un total de 53 años y cuatro meses.

Y sumando ocho años más de prisión por el delito de asociación para delinquir, quedaba un total absoluto de 61 años y cuatro meses de prisión más una multa de 6,000 lempiras. (XM)

Carta encontrada por autoridades fiscales y policiales en la celda de Macías Rodríguez, la cual fue confiscada en el levantamiento.